jueves, 9 de julio de 2009

Independencia

Para hoy había pensado elaborar algo, pero como hace días estoy muy engripado, decidí buscar algunos recortes de Internet sobre la independencia argentina y sus personajes. Recordemos que la sublevación de la Argentina es la única invicta y jamás vencida del continente, pues desde 1810 nunca poder alguno logró siquiera controlar estos territorios un minuto.
Aquí sobran traidores a la patria como siempre y grandes hombres también. (Son con pequeñísimas diferencias los mismos de hoy).
Estos son algunos recortes muy interesantes que aclaran mucho la perspectiva Billiquen.
Todos los territorios de la actual Bolivia que firmaron en el congreso se dejaron perder por causa de no necesitarlos nuestra gente bien. Y a los de Uruguay se los rechazo, junto a los demás litoraleños que no estamparon su firma aquel 9 de Julio.
A partir del congreso de Tucumán, comienza el período neocolonial que se estabilizara décadas mas tarde con el triunfo de las oligarquías, sobre hombres como Artigas que querían independencia y justicia social plenas, y no negocios para unos pocos para que solo cambie el pueblo de un explotador a otro.

• En una carta fechada en 1824 y dirigida al embajador francés en París, Canning se encargó de aclarar el significado de la independencia de los estados americanos que Gran Bretaña había reconocido: “La cosa está hecha, el clavo está puesto, Hispanoamérica es libre; y si nosotros no desgobernamos tristemente nuestros asuntos, es inglesa”.

• El general Alvear le escribió al embajador inglés en Río de Janeiro, Lord Strangford: "Estas provincias desean pertenecer a la Gran Bretaña, recibir sus leyes, obedecer a su gobierno y vivir bajo su influjo poderoso. Ellas se abandonan sin condición alguna a la generosidad y buena fe del pueblo inglés. Yo estoy resuelto a sostener tan justa solicitud para librarlas de los males que las afligen. Es necesario que se aprovechen los buenos momentos, que vengan tropas que impongan a los genios díscolos y un jefe plenamente autorizado que empiece a dar al país las formas que fueren del beneplácito del Rey".

• Para San Martín la salida de la crisis pasaba por llevar la guerra hasta sus últimas consecuencias reorganizando el ejército y atacando el bastión español de Lima.
Para Carlos de Alvear, la solución a las amenazas españolas era buscar el protectorado británico.

• Varios territorios de las provincias del Alto Perú, que habían pertenecido al Virreinato del Río de la Plata no pudieron hacer llegar sus representantes por haber sido reconquistados por los realistas. Tal fue el caso de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz de la Sierra y Potosí. Durante la tercera expedición auxiliadora al Alto Perú habían sido electos los diputados por Chichas, Charcas y Mizque, pero sólo algunos de ellos llegaron a incorporarse.
De las provincias de la Liga Federal, la Banda Oriental, Corrientes, Entre Ríos, Misiones y Santa Fe, no enviaron sus representantes, por estar de hecho en una situación de guerra civil con el gobierno central. Sólo la provincia de Córdoba – que también se consideraba miembro de la Liga, pero no estaba aún en guerra con el Directorio – envió sus representantes, todos ellos de clara inclinación hacia el federalismo.
Por su parte, el Paraguay había de hecho declarado su independencia, tanto de España como de las Provincias Unidas.

• El general José de San Martín, gobernador de Cuyo, estaba organizando el Ejército de los Andes, que debía llevar adelante la campaña libertadora a Chile. Necesitado de ayuda externa, urgía a los diputados cuyanos a declarar cuanto antes la Independencia: en carta al diputado Godoy Cruz, le decía:
"¡Hasta cuándo esperamos declarar nuestra independencia! ¿No le parece una cosa bien ridícula acuñar moneda, tener el pabellón, y por último hacer la guerra al soberano de quien en el día se cree dependemos. ¿Qué nos falta más que decirlo? Por otra parte, ¿qué relaciones podremos emprender cuando estamos a pupilo? Los enemigos (y con mucha razón) nos tratan de insurgentes, pues nos declaramos vasallos... Ánimo, que para los hombres de coraje se han hecho las empresas. Veamos claro, mi amigo; si no se hace, el Congreso es nulo en todas sus partes, porque reasumiendo éste la soberanía, es una usurpación al que se cree verdadero, es decir, a Fernandito."
Fuentes: Wikipedia y El Historiador

2 comentarios:

MONA dijo...

Buenísima tu reseña. En el día de la Patria la presidenta nos convocó a todos los sectores a discutir una profunda reforma política. Y eso es bueno. Vamos por más independencia...
Saludos

El Quilla dijo...

Gracias Mona, me parece que el gobierno deberá ceder bastante para mantener cierta gobernabilidad, eso está bueno para un país democrático. El problema es que hay dudas bien fundadas sobre las intenciones “democráticas” de algunos sectores de la oposición.
Saludos. Feliz Día

Related Posts with Thumbnails

Traducir página

Website Translation

La Blogósfera Argentina

------------Click imágen
 

Nuestra oportunidad histórica

Se ve llegando al fin el hecho sin precedentes de la independencia latinoamericana, pues al fin seremos dueños de nuestra propia secundariedad, curados ante el tiempo próximo de toda afección aquileica y una hibris en las entrañas capaz de lograr en la humanidad un renacer sin precedentes que se hace necesario con urgencia ante el hedor de la podredumbre del geriátrico europeo donde los siglos de vanguardia han llegado manifiestamente a su fin. Ante la filosofía senil de la decadente civilización occidental se levanta el espíritu plenamente subjetivo y carnal de las tierras del sur. Miren la fortaleza de nuestros lazos interpersonales, observen el amor que aquí se profesa; No hay como aquí; Gentes hermosas, llenas de esperanzas, que precian sus vidas al punto de no comprender cosas del tipo “somos la nada en el mundo”, “nada tiene sentido”, pues aquí la salud y la juventud rebasan el alma. No tenemos aquí altísimos índices de suicidios, tenemos nuestra gente a la que amamos, y solo por ellos tiene sentido apagar nuestras vidas; Su individualismo, su sociedad disociada, fácilmente sucumbirá a la primera de nuestras embestidas, y hasta nos lo agradecerán.