lunes, 3 de agosto de 2009

La Mama Quilla

La luna da luz a la noche sin transformarla en día.
Por eso este blog es el blog de la luna (El Quillablog). Porque no pretende ser Inti (sol), que muestra la verdad de las cosas, como dice la metáfora de Platón, o como era para los Incas, el astro superior.
La luna no pretende mas que reflejar a su modo la luz allí donde hace falta (en la noche), y me refiero a que no refleja su luz porque si; y cuando sale de día solo lo hace para acercarse al sol para comprender un poco mas, y luego en el ocaso, poder reflejar de la mejor manera posible a los hombres que andan en las tinieblas.
Cuando decimos que aquí no esta la verdad no es que estemos mintiendo, sino que con la humildad del astro nocturno, intentamos hacer mas ameno un caminar por medio de un esfuerzo por comprender mejor las cosas y decirlas sinceramente, lejos de toda neutralidad u objetividad, porque sabemos perfectamente cual es nuestro interés.
Pensamos porque sabemos que por todos lados intentan engañarnos y tapar a la Mama Quilla con las nubes y la bruma brillosa de la codicia y el egoísmo. Y pensamos porque sabemos que así podemos aportar nuestro pequeñísimo, pero sentido, rayito de luz, junto con todos los compañeros de la blogófera (de Luna suburbana y Luz de almacen, entre algunos otros), para ayudar al lector harto de luchar la vida a vislumbrar que hay detrás de las cortinas que le tienden a cada paso.
Pero sin embargo siempre somos concientes de que nuestra luz no hace de la noche un día, porque los rayitos que de aquí emanan solo son reflejados lo mejor posible, pero con intención de mostrar, y no de ocultar como lo hacen los grandes faroles que los poderosos prenden para ocultar la luz con el origen mas franco, y sus faroles son muy poderosos, y se compran con dinero, pero solo iluminan sectores determinados, por donde quieren conducir a la gente. Y cuando uno acostumbra el ojo a la potencia de esos reflectores, pierde por un buen tiempo la capacidad de ver la infinitamente mas simple y benigna luz lunar.
Porque la luna alumbra para todos igual, y esparce su simple realidad para todos por igual, sin fortunas y sin colores de neón.
Por eso nuestra deidad aquí es La Mama Quilla.

2 comentarios:

De vierde man dijo...

Que texto maravilloso, señor Quilla. No deja de sorprenderme. Este, no tiene desperidios y arroja luz sobre su pensamiento, como la luna. Un abrazo.

Cehaj dijo...

Nos parece muy bueno que alimentes el pensamiento cósmico, más allá de las miserias mundanas...

Related Posts with Thumbnails

Traducir página

Website Translation

La Blogósfera Argentina

------------Click imágen
 

Nuestra oportunidad histórica

Se ve llegando al fin el hecho sin precedentes de la independencia latinoamericana, pues al fin seremos dueños de nuestra propia secundariedad, curados ante el tiempo próximo de toda afección aquileica y una hibris en las entrañas capaz de lograr en la humanidad un renacer sin precedentes que se hace necesario con urgencia ante el hedor de la podredumbre del geriátrico europeo donde los siglos de vanguardia han llegado manifiestamente a su fin. Ante la filosofía senil de la decadente civilización occidental se levanta el espíritu plenamente subjetivo y carnal de las tierras del sur. Miren la fortaleza de nuestros lazos interpersonales, observen el amor que aquí se profesa; No hay como aquí; Gentes hermosas, llenas de esperanzas, que precian sus vidas al punto de no comprender cosas del tipo “somos la nada en el mundo”, “nada tiene sentido”, pues aquí la salud y la juventud rebasan el alma. No tenemos aquí altísimos índices de suicidios, tenemos nuestra gente a la que amamos, y solo por ellos tiene sentido apagar nuestras vidas; Su individualismo, su sociedad disociada, fácilmente sucumbirá a la primera de nuestras embestidas, y hasta nos lo agradecerán.