viernes, 28 de agosto de 2009

La ley y la vanguardia bloguera

La ley de radiodifusión es realmente un instrumento que sumará profunda y decisivamente a nuestra seudodemocracia, y eso nos lo demuestra de modo patente la experiencia que hemos ganado últimamente con la gran mayoría de los medios de comunicación, que entre otras cosas impulsó nuestra aparición como informantes alternativos.
Y lo digo no solo por actos indignos como que yo no podía ver los partidos ni los goles de Estudiantes de Río Cuarto porque eran de Clarín, y como no vendía la televisación, entonces no los veíamos nosotros y ellos como si les importara el partido lo prohibían a todo el mundo.
Lo importante realmente es que la gente va a tener una mayor posibilidad de escuchar las noticias sin depender tanto del intermediario*, de modo que podrá elaborar su idea de la políticas desde bases menos endebles y mas fiables, logrando así un incremento en cuanto a la independencia política.
Se notará que lo que estoy tratando no es tanto la libertad de expresión como el acento que me parece sumamente pertinente en lo que refiere al derecho a la información y a no ser engañado y presa de la mentira de los grupos de poder.
Es un orgullo en un mundo donde el liberalismo se encuentra en estado claramente ofensivo, tener una dirigencia nacional que se este ocupando de un tema tan central y tan oculto como este.
Y los blogueros debemos estar felices y con la frente bien en alto por pertenecer a este grupo de vanguardia revolucionaria en la web, cosa de la cual los precedentes son prácticamente inexistentes, y que si bien no hay un consumo masivo de la información que de aquí parte, es indiscutible el incesante crecimiento y progreso, tanto en lo que respecta a la cantidad de lectores como en lo que refiere al manantial de ideas que surgen todo el tiempo y que van dando forma y organización a este espacio en el cual organizaciones como el M.P.B. son realmente pioneras.
Realmente para el que creía que todo estaba perdido, los hechos de las últimas semanas deben haber sido muy sorpresivos e inesperados, y claro que la victoria esta lejísimos, pero es innegable que el gran movimiento al que la peronosfera pertenece, avanza cada día. Y la ley de radiodifusión es una nueva gran batalla, tan decisiva como la que más.

*Creo que es muy pertinente recordar aquí que el origen del termino Demonio se da en Grecia, y era referido al intermediario que se encontraba entre la verdad mas pura y el hombre, de modo que desde allí es que fue mutando la denominación hasta convertirse con el cristianismo en lo que es hoy, como sinónimo de diablo, de maldad, de terror.
PD: Otra cosita. Como me quedé con las ganas de ir a la plaza. Eso me pasa por vivir a 600Km.

1 comentario:

Mery dijo...

Muy bueno Quilla, que lástima no haber estado ahí...ya se dará la oportunidad quizá cuando se debata la ley en el congreso....
saludos mery

Related Posts with Thumbnails

Traducir página

Website Translation

La Blogósfera Argentina

------------Click imágen
 

Nuestra oportunidad histórica

Se ve llegando al fin el hecho sin precedentes de la independencia latinoamericana, pues al fin seremos dueños de nuestra propia secundariedad, curados ante el tiempo próximo de toda afección aquileica y una hibris en las entrañas capaz de lograr en la humanidad un renacer sin precedentes que se hace necesario con urgencia ante el hedor de la podredumbre del geriátrico europeo donde los siglos de vanguardia han llegado manifiestamente a su fin. Ante la filosofía senil de la decadente civilización occidental se levanta el espíritu plenamente subjetivo y carnal de las tierras del sur. Miren la fortaleza de nuestros lazos interpersonales, observen el amor que aquí se profesa; No hay como aquí; Gentes hermosas, llenas de esperanzas, que precian sus vidas al punto de no comprender cosas del tipo “somos la nada en el mundo”, “nada tiene sentido”, pues aquí la salud y la juventud rebasan el alma. No tenemos aquí altísimos índices de suicidios, tenemos nuestra gente a la que amamos, y solo por ellos tiene sentido apagar nuestras vidas; Su individualismo, su sociedad disociada, fácilmente sucumbirá a la primera de nuestras embestidas, y hasta nos lo agradecerán.