viernes, 30 de octubre de 2009

Asignaciones..y depende quien lo diga

Recién escuchaba la radio Cadena 3 de Córdoba con la conducción de Luis Beresovsky lo cual me hizo repensar algo que tenia en la cabeza desde hace algún tiempo, y es que las personas tenemos una característica que aunque me vi tentado a atribuírsela solo a mis enemigos, tengo que aceptar que se da en tod@s.
Claro que hay algunos en que se da con especial y vergonzante evidencia, y me estoy refiriendo al hecho de juzgar a las acciones, no por la acción misma, sino por quien la lleva a cabo.
Todos tenemos esta tendencia, y lo podemos ver en el día a día cuando vemos discutir a unos políticos y de inmediato sabemos a quien apoyar y a quien no, aun antes de escuchar el tema de la discusión.
Claro que en algunos este carácter no pasa de ser eso, un carácter entre otros, porque algunos nos permitimos estar en ciertos casos en desacuerdo con quienes creemos que son los mas aptos y capaces.
No estoy diciendo que tener esa predisposición sea algo malo, porque no es así; digamos que si discuten Schiaretti con Aníbal Fernández difícilmente tenga razón el primero. Y si no se puede escuchar lo que dicen ya sabría uno por cual apostar. Pero tal cosa es así de positiva mientras no se llegue al extremo de la suspensión del juicio propio, porque la historia da sobradas muestras de que gente que pintaba muy bien en un comienzo, después terminaba haciendo de las suyas.
Bueno, salvando el rodeazo que di, termino con lo del señor Beresovsky que nombre al comienzo. El hombre es un acérrimo opositor al gobierno K, pero lo que siempre me llamo la atención de él es justamente la característica humana que intente describir, pero llevada al extremo.
Hoy hablaba, mientras criticaba sin cesar al gobierno denostando todo lo que de el viniera, de las asignaciones universales por hijo y en un momento de extrema inspiración dijo mas o menos “Esa fue una idea de Carrió de hace mucho tiempo y el gobierno la anuncio ahora, no quiero decir que se la robó porque se van a enojar los oyentes”. ¡No quiero decir que se la robo! Ese es el colmo del cerramiento mental, o sea que si no se hace lo que dice la oposición, obviamente se esta mal, pero cuando se lo hace esta mal también.
Y encima después veo ¡Y lo critica también Carrió, y lo critican todos los medios!
Que decir….
No se, no tengo palabras…..
Usted tendrá algunas, seguro.

2 comentarios:

El Hippie Viejo dijo...

Ese tipo de personas
-estoy rodeado de ellas-
aunque transiten en calles de oro
siempre van a estar insatisfechas.

A mi criterio hay odio
y vencer eso
resulta casi imposible.

muchos saludos

Adal

La Pampa Peronista dijo...

Tenes toda la razón con lo del post.

Ess cosas son habituales, pero molestan. Pareciera que quieren que la presidenta diga "Vamos a hacer esto, porque lo pidió Elisa Carrió, Juan perez y Fulano Ortiz, el día 8 de Enero de 1914 a las 20:37 hs en la ciudad de Resistencia, Chaco, Argentina".

Abrazo Quilla.

Related Posts with Thumbnails

Traducir página

Website Translation

La Blogósfera Argentina

------------Click imágen
 

Nuestra oportunidad histórica

Se ve llegando al fin el hecho sin precedentes de la independencia latinoamericana, pues al fin seremos dueños de nuestra propia secundariedad, curados ante el tiempo próximo de toda afección aquileica y una hibris en las entrañas capaz de lograr en la humanidad un renacer sin precedentes que se hace necesario con urgencia ante el hedor de la podredumbre del geriátrico europeo donde los siglos de vanguardia han llegado manifiestamente a su fin. Ante la filosofía senil de la decadente civilización occidental se levanta el espíritu plenamente subjetivo y carnal de las tierras del sur. Miren la fortaleza de nuestros lazos interpersonales, observen el amor que aquí se profesa; No hay como aquí; Gentes hermosas, llenas de esperanzas, que precian sus vidas al punto de no comprender cosas del tipo “somos la nada en el mundo”, “nada tiene sentido”, pues aquí la salud y la juventud rebasan el alma. No tenemos aquí altísimos índices de suicidios, tenemos nuestra gente a la que amamos, y solo por ellos tiene sentido apagar nuestras vidas; Su individualismo, su sociedad disociada, fácilmente sucumbirá a la primera de nuestras embestidas, y hasta nos lo agradecerán.